“SOÑAR ES GRATIS” (Primera entrega), analiza el compañero de la Promoción Maristas76, Armando Vargas, la agonizante economía venezolana.

economia mal

despertador

SOÑAR ES GRATIS (1)

Desde los años 70, apoyados en la bonanza petrolera, los gobiernos de turno han venido aplicando una política económica cuyos logros más significativos han sido la ineficiencia y la corrupción. Una de las características más relevantes de dicha política económica ha sido el subsidio a la producción. Se supuso que unos precios bajos en los insumos era la base para la expansión de un parque industrial, una energía barata sería un atractivo para que los inversionistas corrieran a instalarse en el país. Hoy, lamentablemente, observamos que dicha política fue y sigue siendo un fracaso. Y lo peor es que lo seguimos haciendo, maximizando ese concepto en estos últimos 10 años.

El principal subsidio en nuestra economía es la energía. El paradigma de que debemos tener una energía barata porque somos un país petrolero, ha dado como resultado un aparato productivo extremadamente ineficiente, mediante la utilización de equipos que han sido rechazados por otras economías por no ser rentables. Pero en Venezuela no importa, la energía es gratis. Ningún productor evalúa su eficiencia energética, ¿para que? ¿Cómo el ahorro energético paga la sustitución de un equipo más eficiente si la energía es regalada? Recuerdo una “siderúrgica” que fundía el metal a través de un cortocircuito en 115 KVoltios, tecnología usada en Europa antes de la Segunda Guerra Mundial, traída a nuestro por “emprendedores” que compraron esos equipos como chatarra para ser instalados, por supuesto, en Venezuela. Esto es solamente por poner un ejemplo simbólico.

Esta situación es hoy mucho mas grave, el subsidio es tal que uno de los negocios mas florecientes en nuestra sociedad es el contrabando de combustible; menos mal que la electricidad no se puede “almacenar en un envase” porque si no, el racionamiento fuera mayor.

Una forma de corregir esta anormalidad es aplicar precios que reflejen el costo de oportunidad. Mediante la implementación de un programa que vaya aumentando los precios a lo largo del tiempo, muchas de estas “enfermedades” que tiene hoy nuestra economía, van a ir desapareciendo o al menos disminuyendo.

En vista que toda la energía primaria está en manos del Estado Venezolano (petróleo, gas, hidroelectricidad, energía eléctrica), la aplicación de estos precios causaría un significativo flujo de recursos financieros a la hacienda pública, recursos que pudieran utilizarse para compensar, de manera temporal y directa, el impacto que esta medida ocasionaría en la población mas afectada.

Con la aplicación de precios basados en costo de oportunidad:

  • los procesos productivos tienen que ser eficientes, si no, no tienen viabilidad económica, desapareciendo del mercado y la sociedad se libera de esa ineficiencia
  • no habría contrabando de productos, ni el Estado malgastaría recursos públicos en controlarlos
  • los corruptos no podrían asignar discrecionalmente las cantidades limitadas de productos subsidiados

Con los adelantos tecnológicos de informática y comunicaciones, no se justifica que sigamos aplicando subsidios de manera general, que beneficia en mayor medida a los que tienen más capacidad de compra.

Como soñar es gratis, voy  a compartir este concepto a ver si ayudamos a enderezar la agonizante economía venezolana.

Armando Vargas

One thought on ““SOÑAR ES GRATIS” (Primera entrega), analiza el compañero de la Promoción Maristas76, Armando Vargas, la agonizante economía venezolana.

  1. Omar Bethencourt

    Hola Armando,

    Primero que todo Feliz Cumpleaños y Gracias por la primera entrega de este interesante y muy professional analisis de la grave situacion energetica de nuestra delicada Venezuela.
    Saludos Cordiales
    Omar Bethencourt

Leave a Comment