“EL QUE Tenga OÍDOS QUE OIGA”, sentencia Jorge Martinez Mantilla

el-oido-necesita-cerumen

Él hambre fue, es y será la causa que llevarán a Venezuela a un estruendo social sin límites y sobre todo porque ese deterioro que tiene Venezuela en la parte que más está destruida es en su capacidad de respuesta en la producción de alimentos, causada por los 17 años de robo, saqueo, expropiaciones y por la llamada de territorio LIBERADO perteneciente a las guerrillas colombianas hoy mudadas a Venezuela en especial a la Sierra de Perija hoy formando un territorio de Anarquía y desasosiego en todas las tierras antes productoras de varios millones de litros de leche diarios hoy perdidos de las mesas de los venezolanos, causando una deficiencia tal de proteínas que causarán que los hijos de Venezuela no puedan lograr sus metas por los retardos en su crecimiento que hará de ellos unos incapaces mentales gracias a la revolución de Chávez .
Que difícil  es formar una generación de relevo en el campo Venezolano, pero ahora es imposible; la ley del lejano oeste con la gran desventaja que los buenos no pueden estar armados y los malos ante la vista gorda del gobierno tienen armas de guerra y el apoyo de vehículos ultimo modelo aportados por el estado venezolano. Que mal te veo Venezuela como hacemos para frenar esta caída libre y sin paracaídas en la que nos a sometido este perverso gobierno que solo pretende quedarse en el poder por su proyecto político triunfe sin importarle en lo más mínimo el bienestar de su gente. Dios como te imploro nos prendas esa llama en contra de esta esclavitud sin cadenas que estamos viviendo pero más perversa. EL QUE Tenga OÍDOS QUE OIGA y  los ciegos “jalabolas”, enchufados y demás parásitos que se enriquecieron a costillas de este mal gobierno se les convierta en un Karma ineludible en sus vidas por más de 5 generaciones.

3 thoughts on ““EL QUE Tenga OÍDOS QUE OIGA”, sentencia Jorge Martinez Mantilla

  1. Adolfo Velazquez

    Que así sea……
    Amen!!!!!!

    1. Hugo Navs

      Excelente Jorge

  2. Siempre he dicho que, nos va a costar no sentir dolor ajeno, cuando les veamos rendir cuentas, la misericordia de Dios los perdone, pero para eso el pecador se debe arrepentir

Leave a Comment